Vorticismo: Un remolino británico

Considerada la primera vanguardia británica del siglo XX, el Vorticismo fue un movimiento de corta duración que produjo los primeros artistas abstractos británicos.

vorticismo02A inicios del siglo XX, las vanguardias europeas dominan la escena artística británica, especialmente el Post Impresionismo a través del crítico de arte Roger Fry. Pero en 1914, un grupo de artistas londinenses funda el Rebel Art Centre para promocionar el Vorticismo, una nueva propuesta política artística. Entre los integrantes del grupo se encuentran Wyndham Lewis (1882 – 1957), Frederick Etchells (1886 – 1973), Cuthbert Hamilton (1885 – 1959) y Edward Wadsworth (1889 – 1949), quienes participaron en los talleres de Fry (Omega Workshops) y luego se distanciaron por desacuerdos.

El término Vorticismo deriva de vórtice y lo acuña en 1912 el literato norteamericano Ezra Pound (1885 – 1972) en un ensayo sobre el escultor Henri Gaudier-Brzeska (1891 – 1915). Dos años después, el nombre es asumido y públicamente declarado en el manifiesto del grupo vorticista, integrado por los ya citados Lewis, Etchells, Hamilton y Wadsworth, por el mismo Pound y Gaudier-Brzeska, por Richard Aldington (1892 – 1962), Malcolm Arbuthnot (1877 – 1967), Lawrence Atkinson (1873 – 1931), Jessica Dismorr (1885 – 1939), William Roberts (1895 – 1980) y Helen Sanders (1885 – 1963). Aunque no firmaron el manifiesto, David Bomberg(1890 – 1957), C. R. W. Nevinson (1889 – 1946) y Jacob Epstein (1880 – 1959) también conforman el grupo.

El manifiesto vorticista se publica en “Blast”, revista editada por Lewis, en la que se muestran artículos, texto e imágenes de sus obras y una sección donde el grupo bendice o blasfema (blast) sobre los personajes e instituciones británicos.

Sólo se editan dos números de la revista, pero el público general y la prensa centran temporalmente su atención en el grupo, especialmente por su novedad plástica y constante crítica social a la modernidad.

Estilísticamente, la mayor influencia del Vorticismo es el Cubismo. Sus intenciones plásticas se focalizan en captar el movimiento de una imagen a partir de la vorágine de las emociones. Aunque se les relaciona con el Futurismo, el grupo se aleja de los futuristas y sus postulados. Debido al carácter ecléctico del grupo y la explosión de la Primera Guerra Mundial (1914) meses después de su formación, el movimiento vorticista se rompe y sus miembros se distancian.

astorgactual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *