Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía: Espacio de contemplación del arte

El museo situado en la capital española apuesta por el conocimiento del arte moderno y contemporáneo en sus diversas formas.

El actual Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía hunde sus raíces en el siglo XVIII, cuando el entonces rey Fernando VI pidió en 1758 al ingeniero militar José de Hermosilla la construcción de un edificio destinado a ser el Hospital General de Madrid. No pudiendo terminar el edificio, que fue concebido bajo los cánones de la Ilustración, el proyecto pasó en 1788 por deseo del rey Carlos III a manos de su arquitecto favorito, el también constructor del Palacio Real, Francisco Sabatini. Dicho arquitecto reformó el proyecto con criterio racionalista y casi lo concluyó, haciendo del edificio un elemento esencialmente funcional y riguroso. Creó techos altos en las galerías, generosamente iluminados y ventilados dado el carácter del edificio que necesitaba de buenas medidas higiénicas. No obstante, el hospital terminó por ser transladado en 1849 a otro edificio, y el que construyó Sabatini quedó amenazado por la demolición hasta que en 1965 se cerró definitivamente.

En ese mismo año el Ministerio de Educación destinó al edificio a un uso cultural. En 1977 la obra de Sabatini fue declarada Monumento Histórico Artístico, y tres años más tarde se inició una restauración del edificio llevada a cabo por el arquitecto Antonio Fernandez Alba, quien no pudo terminarla y el su lugar lo hicieron en 1988 José Luís Iñíguez de Ozoño y Antonio Vázquez de Castro. Destacan en esta restauración la inauguración de algunas zonas del Centro de Arte Reina Sofía y ciertas modificaciones del edificio, como pueden ser las tres torres de ascensores de vidrio y acero, diseñadas en colaboración con el arquitecto inglés Ian Ritchie. Esta colaboración hizo que Ritchie pasara a ser el referente de la imagen del edificio.

A partir de ese momento, se tuvo en cuenta la idea de una posible ampliación del centro, por lo que se sacó a concurso el proyecto en 1999. El premiado fue Jean Nouvel, un arquitecto francés. El resultado de esta empresa fue la construcción de tres edificios en torno a una plaza central en cuyo centro observamos una escultura, obra de Lichtenstein. De este modo se conservaron los árboles ya existentes y se abrió un espacio al aire libre para el visitante dentro del complejo.

Los edificios comparten el material y aspecto del suelo, que es de piedra, diferenciándose sustancialmente en el resto. La estructura de material reflectante de los nuevos edificios de Nouvel es de perfiles metálicos y cristal, creando un gran contraste con el de Sabatini, que es de piedra. De esta manera conviven en un mismo espacio dos épocas, que son acogidas juntas bajo una gran cubierta volada.

En la parte superior de los edificios se encuentran las terrazas, desde las cuales se obtiene una buena vista de los alrededores de la zona. La cubierta del nuevo edificio es de cobre rojizo, y abarca una superficie total de 9000 metros cuadrados, enriquecidos con pozos de luz que iluminan el interior de los edificios. Con esta ampliación se ha conseguido que el centro amplíe su espacio expositivo en un 50% y su superficie en un 55%.

La colección

El Museo Centro de Arte Reina Sofía, situado en plena Ronda de Atocha, frente al Jardín Botánico y cerca del Museo del Prado, cuenta con una amplia colección permanente, compuesta por pinturas, grabados, dibujos e instalaciones. Fue inaugurada el 10 de septiembre de 1992 por los reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, ya que hasta entonces el contenido de las exposiciones había tenido carácter temporal. De hecho, el museo recibe las mayores exposiciones itinerantes de arte contemporáneo.

La obra maestra del museo ocupa la sala seis, y es sin duda alguna el “Guernica” de Pablo Picasso, junto a sus bocetos y dibujos previos. También resultan importantes nombres como Tapies, Miró, Dalí, Juan Gris o Chillida entre otros. Cuenta con unas 3550 pinturas, 1250 esculturas y 5550 grabados en total. El casi medio centenar de salas del museo están dedicado o bien a autores, a los que se realiza un seguimiento a través de su trayectoria artística o a corrientes, entre las cuales podremos encontrar las Últimas Manifestaciones Artísticas, Abstracción, Arte Pop y Figuración Narrativa, Poéticas del Surrealismo, Imágenes del Informalismo y Surrelismos entre otras.

Es interesante el recorrido por las salas de las Últimas manifestaciones Artísticas, ya que en ellas encontramos nombres de nuevos artistas como Adolf Schlosser, Alex Katz, Andreas Gursky, Jan Fabre o Tobias Rehberger. Cabe destacar el hincapié que se realiza desde el centro sobre el arte español, tanto en autores como en obras. Existen a disposición de los visitantes guías didácticas sobre la Colección Permanente, además de una colección de itinerarios que ofrecen recorridos selectivos por dicha colección. La reorganización de obras que se dio en el museo ha conseguido una mayor unificación de artistas, de forma que se puede recorrer de manera más cómoda las épocas y corrientes artísticas. Además, se incluyeron en la Colección Permanente las obras que antes componían las salas llamadas “Propestas”.

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, que es un Organismo autónomo dependiente del Ministerio de Cultura, acoge en su interior una Biblioteca situada en la tercera planta y un Centro de Documentación cuyo acceso es libre y gratuito, donde se pueden encontrar documentos desde 1900 hasta la actualidad. La Biblioteca es la mayor de toda España dedicada al arte, y aunque sus fondos fueron en un principio heredados en parte, fueron ampliados, sumándoseles nuevo material audiovisual e informático. De esta forma el museo es un importante punto de encuentro para investigadores del campo artístico.

El centro posee un patio central, librería, tienda y una cafetería, para realizar compras o hacer un descanso en la visita. Del mismo modo el centro ofrece gran variedad en su Programación Educativa para todos los públicos, ofrece cursos, recitales de poesía, conciertos de música contemporánea y cuenta también con publicaciones didácticas. Ofrece ciclos de conferencias y lecciones de arte, además de mesas redondas y talleres. Cuenta también con archivos de fotografía con más de 9000 diapositivas consultables a través de videodisco, y una fonoteca con más de 3500 registros sonoros en casete y compacto. Existe la posibilidad para el público de alquilar espacios dentro del museo para la celebración de eventos.

 

astorgactual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *