Cómo optimizar el uso del aire acondicionado

Durante el verano, poner el aire acondicionado puede ser algo absolutamente necesario, especialmente en el sur de España y las zonas interiores. Pero aunque se trate de un aparato de lo más común, la realidad es que no todo el mundo sabe cómo utilizarlos con propiedad, por lo que nos disponemos a daros algunos consejos.

Temperatura adecuada

Tendemos a pensar que si ponemos el aire acondicionado a una temperatura baja los resultados serán mejores, pero la realidad es que no es así. Lo ideal es que tengamos el termostato puesto a aproximadamente unos 25 grados, lo que será positivo tanto para nuestra salud como para nuestro bolsillo.

Apagarlo durante la noche

Dejar el aire acondicionado puesto toda la noche no suele ser necesario para enfriar la habitación. Además, dormir durante horas bajo el aire frío puede ser incluso dañino para nuestra salud, que puede verse afectada con resfriados o dolores de garganta.

Hay aparatos de aire acondicionado que se pueden programar para que se apaguen solos llegada cierta hora. Esta puede ser una buena opción si tenemos calor a la hora de dormir pero no queremos dejar el aparato encendido durante muchas horas.

Cambiar los filtros

Si tenemos un aparato de aire acondicionado por conductos, será necesario que los filtros se revisen constantemente para que nos aseguremos de que todo marcha como debería. Es recomendable que antes de la llegada del verano se haga una revisión en la que nos aseguremos de que todo funciona correctamente.

Ventilar la estancia

Que utilicemos el aire acondicionado no quiere decir que podamos dejar todo el día las ventanas cerradas. Es muy recomendable que dejemos que la habitación se ventile, especialmente durante las primeras horas de la mañana o las últimas de la noche, para que no entre demasiado calor en nuestra vivienda.

Elegir un buen aparato

Si vas a comprar un sistema de climatización, es importante que te asegures de que es de buena calidad. Un modelo demasiado barato puede no ser de calidad, y terminar dando más quebraderos de cabeza que satisfacciones.

Tampoco es necesario que nos vayamos a comprar el modelo más caro, pero sí que resultaría interesante que comparásemos entre varios modelos para escoger aquel que tenga una relación calidad-precio más adecuada a nuestras necesidades. Si tenemos dudas, podemos consultar con un instalador.


astorgactual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *